Las orugas procesionarias abundan en los pinos

Las orugas procesionarias

Las orugas procesionarias abundan en los pinos, también habitan en abetos y cedros.

Las orugas en fase de larva suelen salir a alimentarse de noche de las hojas de pino y si el clima por las noches es frío salen a comer de día, su cuerpo está recubierto de unos pelos que son irritantes, que cuando se desprenden de la oruga y flotan en el aire causa irritación en los oídos, garganta y nariz de los seres humanos.

Reproducción de la oruga procesionaria.

Las orugas procesionarias son mariposas que en tiempo de calor se aparean, la hembra pone huevos en la copas de los árboles en forma de espiral. Estas nacen a partir de los 30 días en forma de orugas.

Durante toda su vida su zona larvaria será el mismo árbol. Sus nidos son en forma de bolsones fácil de detectar porque son como bolas de algodón.

Métodos de control y daños.

Aun cuando las poblaciones de estas orugas sean niveles muy elevados y son capaces de provocar la defoliación de los pinos, es muy difícil que puedan llegar a ser una plaga. A lo sumo pueden llegar a disminuir el crecimiento de los árboles. Para controlar la población de la oruga procesionaria, se utilizan medios químicos, biológicos y físicos. Los medios físicos es eliminar los bolas o bolsones, cuando las orugas todavía están dentro, estos se cortan y se queman. La química consiste en fumigar con insecticidas. Y los biológicos es utilizando feromonas para capturar a los machos adultos en trampas evitando así el apaleamiento.

Cómo reconocer a las orugas procesionarias.

La oruga procesionaria es bastante fácil reconocerlas, su piel y cabeza es de color negro y los lados de color gris, en su dorso tiene unos pelos rojizos que se llaman tricomas, llenos de una sustancia irritable o urticante, solo con olfatearlas se produce graves reacciones alérgicas.

Los perros jóvenes debido que son muy inquietos, curiosos y juguetones con todo lo que encuentran, suelen tener más riesgo al entrar en contacto con la oruga procesionaria que los canes adultos. Al pasear a nuestra mascota por el parque puede ser que no la supervisemos y se acerque a una fila de estas orugas y que las lamas, las huelas, o se las coma.

Síntomas que producen estas orugas al perro.
  • Si el can ha estado en contacto con las orugas, la lengua se le inflama y se le puede necrosar, también puede provocar otros daños bastantes importantes en los ojos.
  • Según la gravedad de las lesiones causadas por esta oruga en las zonas afectadas podría hacer que su perro perdiera parte de la lengua.
  • Como actuar si ve que la lengua de su perro se inflama.
  • Lo primero que se debe hacer es acudir lo más rápido a su veterinario o en tal caso al de urgencias, para que le den el tratamiento adecuado que son antihistamínicos y corticoides.

A través de un caso que conocimos por uno de nuestros clientes, hemos querido publicar esta información sobre la oruga procesionaria, por el peligro que puede acarrear a su perro.

Cookies

TelepiensosCanarias Respetamos tu privacidad. No usamos cookies propias ni de terceros en nuestro sitio. Realizamos análisis con nuestro sistema propio basado en tu dirección IP. No compartimos datos con otras empresas. Si tienes preguntas, contáctanos. Gracias por confiar en nosotros.

«Configuración»
Aceptar
Ponga sus datos y la consulta y le llamaremos lo antes posible. Gracias
Enviar